Pronto se solucionarán los problemas para la comunicación telepática

           Pronto se solucionarán los problemas para la comunicación telepática. El problema es que será de pago. La lectura de pensamiento ajeno tendrá un coste mensual de 14 euros, 20 si además se produce descarga de datos. La lectura de Pensamiento Único tendrá una tarifa plana de bajo coste. La lectura del pensamiento de tertulianos televisivos y de programas del corazón será gratuita, porque no hay nada… que leer. El pensamiento ajeno podrá leerse de forma natural y también a través de libro electrónico, con tarifas reducidas y letra grande. Nacerán críticos del pensamiento ajeno que harán reseñas de las novelas y poemarios antes de que se escriban. Bueno, estos ya existen, en realidad. Habrá críticos de sueños y antólogos de fantasías eróticas. Yo me dedicaré a entrar en la mente de Woody Allen, uno de los pocos lugares tolerantes, divertidos y libres que todavía quedan en el mundo, y buscaré el cerebro de Thomas Pynchon para conectarme a él y aprender a escribir de una vez.
Vicente Luis Mora
Anuncios

Respetando las señales – Following the Rules

Respetando las señales – Ramiro empuña el ramo de flores a través de los pasillos de la clínica. Su mujer lo recibe con una sonrisa llena de suero y tranquilizantes. Luego articula su pregunta: “¿Dónde estabas anoche?” Ramiro sabe que intentaron localizarlo por todos lados tras la explosión provocada por el escape de gas en su casa. Se queda mirando a su mujer. Silencio: Hospital. (Cuentos probeta)

Following the Rules – Ramiro clenches his fist around the bunch of flowers through the corridors at the clinic. His wife receives him with a smile full of serum and tranquillizers. Then she articulates her question: “Where were you last night?” Ramiro knows they called him everywhere after the explosion in his house, due to a gas leak. He stares at his wife. Silence: Hospital. (Test Tube Tales)

Firma de libros

El martes, 18 de diciembre de 7 a 8 pm en la librería Compás y el viernes, 21 de diciembre de 7 a 8 pm en la librería Carrero, ambas en Valdemoro, Fernando Martín Pescador estará firmando ejemplares de sus dos novelas, “Hamburguesas” y “Carabinieri.” Mejor que un libro mío autografiado, sólo se me ocurren trescientos veintisiete regalos de reyes . Así que, aprovechen, amigos.

Coma profundo

Comas
Las comas que nos traen al mundo: Las comadronas.
Las comas más escurridizas: Las comadrejas.
Las comas más valientes: las comanches.
Las que no nos dejan ver: los glaucomas.
Las que juegan al póker en el barco a vapor del Misisipi: Veo tus tres y  cin comás.
Las que tienen el humor más aragonés: Pa coma rtínez Soria.
Las corresponsales papales: Pacoma Gómez Borrero.
Para la nostalgia: las del Coma ndo G.
La que se come la madera subida en un coche inglés: La car coma.
Las tres comas que salieron de la película de Hitchcock: las comas suspensivas,,,
La coma más explosiva: La Coma 2.
La pequeña coma que nos ponemos en el pelo para ir repeinaos: La comina.
(de Leti) La coma andarina con alto grado militar: La comandante.
(de Leti) La coma drogadicta: la toxicómana.
La coma regional que nos informa detalladamente de todas las noticias deportivas: La coMARCA.
(de Leti) ¿Cuál es la coma que usan los comareros con poca memoria? La comanda.
(de Ángel Navarro Pardiñas) ¿Cuál es, según Adolfo Domínguez, la coma cuya playa es bella? Comarruga.
(de Leti) La coma cutre que sustituye al tatuaje: – La calcomanía.
(de Ana, la madre de Leti) Con dos que se quieran bien, con uno que coma, basta.
Las que no quieren opinar sobre mis chistes: Sin comantarios.

Conserve siempre el justificante de su compra – Always keep your receipt

Conserve siempre el justificante de su compraEn la cola del servicio de devoluciones del Corte Inglés, cualquier visitante asiduo de la página web de la CIA sería capaz de identificar al estrangulador de Boston que se dispone a devolver el último par de medias que compró. Resultaron ser menos resistentes de lo que prometían en el anuncio. (Cuentos probeta)

Always keep your receiptQueue at the refund desk of Macys. Any frequent visitor to the CIA official website would be able to recognize Hannibal Lecter, who is about to return the last pair of stockings he bought. They turned out not to be as strong as they advertised. (Test Tube Tales)

Camaleona – Bed Mutations

Camaleona – Me maravilla la facilidad con la que una cama puede convertirse en un barco pirata, en una nave espacial o en una perseguida diligencia. La cama de nuestra historia, sin embargo, nunca llegó a albergar tan infantiles momentos. Ya desde los primeros años, tan sólo encubrió los más solitarios vicios del señorito. Fantasías sexuales que pronto ilustró engatusando, zancadilleando e, incluso, amordazando a las sirvientas, que, una a una, fueron cayendo en sus manos. Y como el deseo desbocado sólo lleva a la degeneración y al sadismo, acto seguido empezó a acoger no sólo al señorito y a su víctima, sino a grupos que, de reducidos, pasaron a numerosos. Difícil era ya parar esa agonía hacia el placer; difícil era ya atraer a esa cama a la senda natural. Y aun vieja, sus muelles sirvieron de fustas al orgasmo y sus sábanas estrangularon el cuello del éxtasis. (Cuentos probeta)

Bed Mutations – It is amazing how easily a bed can be turned into a pirate vessel, a space rocket or a stagecoach in the run. Mind you, the bed of our story never harboured such puerile games. From its very first days, it only hid Dave’s solitary perversions. Sexual fantasies which he soon realized by tricking, tripping and, even, gagging one after another, all his family’s housemaids. As unbridled desire only leads to degeneration and sadism, it didn’t take our bed long to witness not only Dave and his victim, but also groups, which grew in numbers all the time. It was then too difficult to brake agony from the cliff of pleasure; it was difficult to bring this bed back to the right path. Even in its last days, its springs whipped people to orgasm and its sheets strangled ecstasy at the neck. (Test Tube Tales)