Espectador en serie

Frasier – Frasier ha entrado en tu edificio

Frasier – Frasier ha entrado en tu edificio (De la colección Espectador en serie)

En internet se pueden encontrar juegos en los que escuchas diferentes melodías y tienes que adivinar a qué teleserie pertenecen. Se trata de teleseries de todos los tiempos. De los sesenta, setenta, ochenta, noventa y de los cero (del 2000 a nuestros días). Uno comienza a jugar con miedo. Miedo a no reconocer ni una. Pero, cuando llevas jugando un rato, te das cuenta de que puedes reconocer prácticamente todas las melodías propuestas.

Las melodías que eligen las teleseries son su primera tarjeta de presentación. Si una teleserie consigue que tararees su canción, ¡bum! ¡Lo han conseguido! Han entrado en tu mente y, por lo tanto, en tu casa. No es casualidad, entonces, que si rebuscamos entre las melodías más memorables de teleserie, nos encontremos con algunos de los mejores compositores de nuestros tiempos. Voy a citar tres de mis favoritas como ejemplos. En primer lugar, la melodía de Misión Imposible. El responsable es Lalo Schifrin, músico argentino, autor también de la melodía de Starsky y Hutch y de la fantástica banda sonora de La leyenda del indomable. En segundo lugar, la melodía de la serie Hawai 5-0, cuyo autor es Morton Stevens, siempre presente en teleseries desde Wild, Wild West a The Twilight Zone. Por último, la melodía de la serie Marco Polo, cuyo autor, Ennio Morricone, es el responsable de, entre otras, las bandas sonoras de La muerte tenía un precio, Por un puñado de dólares o La misión.

Repasando mentalmente todas y cada una de estas melodías, por una razón o por otra, la mayoría tienden a ser melodías instrumentales. Sin letra. A decir verdad, casi lo agradecemos porque la mayoría de las letras que hemos repasado carecen de profundidad. Como hemos dicho, son una carta de presentación, el primer contacto con el espectador y, por lo tanto, muchas de ellas giran en torno a la amistad. La serie suelta un comunicado al público en el que le ofrece toda su amistad. En la melodía de Las chicas Gilmore, cantan que “allá donde me lleves, allí te seguiré. Si necesitas que esté contigo, allá iré, allí donde me lleves. Lo único que tienes que hacer es decir mi nombre y llegaré allí en el próximo tren.” La letra de Friends es muy similar y, una vez más, subliminalmente, agradecen la fidelidad del espectador: “Cuando todo te vaya mal, yo estaré allí para apoyarte porque tú estás ahí para mí también.” Las chicas de oro son también bastante explícitas y empiezan con “Gracias por ser mi amigo, tu corazón es honesto, eres mi colega y mi confidente.” Otro ejemplo es la melodía de Cheers, donde el programa siempre se compara con el bar en sí (tienen el mismo nombre): “A veces quieres ir donde todos conocen tu nombre y siempre se alegran de verte.”

Y, de repente, nos encontramos con la melodía de Frasier. Una melodía jazz que no es tan fácil de recordar con una canción interpretada por el protagonista de la serie, el mismísimo Kelsey Grammer. Y la canción, que tiene diversas variantes, según el episodio, dice algo así como “Nena, oigo el blues que habla de revolver la ensalada y de huevos revueltos[1]. Tal vez parezca confundido, pero, nena, he conseguido que me prestes atención. Ja, ja. Ahora no sé qué hacer con la ensalada revuelta y los huevos revueltos. Los llevo por toda la cara. ¿Qué puede hacer un chico como yo en una situación como ésta? Frasier ha salido del edificio[2]. Buenas noches, Seattle. Os queremos[3].”

Y, una vez que escuchas la sintonía de Frasier, sabes que lo que viene a continuación es algo más que una teleserie del montón. Sabes que Frasier ha entrado en tu edificio.


 

[1] Algunas interpretaciones apuntan a que la ensalada revuelta y los huevos revueltos se refieren a una relación humana, en este caso a la familia disfuncional de Frasier. Cuando revuelves una ensalada o unos huevos, es imposible dar marcha atrás, el resultado es algo nuevo y no se puede volver a ser como antes.

[2] En clara alusión a la famosa frase en inglés “Elvis has left the building.” En los conciertos de Elvis Presley, anunciaban por megafonía cuando Elvis ya se había ido de la sala de conciertos y, por lo tanto, los fans debían abandonar toda esperanza de que el rey fuera a salir otra vez a cantar un bis.

[3] Como mi traducción es bastante libre, adjunto la letra original en inglés:

 Always Sung: Hey, baby, I hear the blues are calling, Tossed salads, and scrambled eggs.

Then either: Mercy!!! Or Oh my!!! Or Quite stylish!!!

Always Sung: And maybe I seem a bit confused, Yeah maybe, but I got you pegged!!! Ha, ha, ha, ha!!! But I don’t know what to do with those tossed salads and scrambled eggs, they’re calling again.

Note: “Yeah” is sometimes replaced with “Well”.

Sometimes Sung: Scrambled eggs all over my face, what is a boy to do?

Always Sung, one of the following lines: Frasier has left the building or Goodnight Seattle we love you!!! Or Goodnight!!! Or Goodnight Everybody!!! Or thank you!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s