Los Soprano – Ópera por cable

Los Soprano – Ópera por cable (De la colección Espectador en serie)

HBO (Home Box Office) ha sido considerada durante muchos años en Estados Unidos como la televisión de calidad. Hasta tal punto, que los moteles norteamericanos se anuncian en la carretera diciendo que tienen HBO. HBO y piscina. Esos son los dos reclamos más utilizados para atraer al conductor fuera de la autopista y convencerle de que debe dormir en ese motel.

Se calcula que tres de cada diez hogares en Estados Unidos tienen acceso a HBO. Para ello, necesitan tener un televisor (con esto ya tienen acceso a los canales nacionales), un receptor de televisión por cable básico (para recibir una serie de canales más) y, por último, una suscripción a la cadena HBO (con esto tienen acceso a HBO y a un paquete de canales extra). Estamos hablando de unos sesenta euros al mes si consigues una buena oferta.

A cambio de ese dinero, HBO dice que ofrece una programación de calidad sin publicidad. Deportes, Boxeo, películas de estreno y series de cosecha propia. La ausencia de publicidad tiene, al menos, tres ventajas. Por un lado, el espectador no es interrumpido por los anuncios mientras está viendo un programa. Por otro, no tener publicidad significa que el formato de la serie puede ser más libre, no necesita adaptarse a una estructura para poder insertar los anuncios. Por último, la cadena no se ve obligada a la censura que imponen los patrocinadores de un programa. Las multinacionales no quieren que los programas que patrocinan tengan sexo, ni violencia explícita, ni lenguaje ofensivo. No, no se trata de que el espectador necesite ver sexo, violencia y a un grupo de gente soltando tacos. Pero, hasta que no sufres la censura en tus propias carnes no entiendes lo que esta significa.

En mi caso, tengo un par de ejemplos bastante ilustrativos. El primero es con una de las cadenas de vídeo clubs más importantes de Estados Unidos. Pertenece a un grupo religioso lo suficientemente poderoso y lo suficientemente fundamentalista como para censurar la mayoría de sus películas antes de ponerlas en alquiler. Durante mi estancia en Estados Unidos, vi una serie de películas en vídeo a las que, en su momento, no encontré ningún sentido. Cuando volví a ver algunas de estas películas en España, comprendí que la versión que yo había visto estaba cortada. Y no estamos hablando de los nueve segundos más tórridos de la película Instinto Básico que pudimos ver en Europa y no pudieron ver en Estados Unidos. Estamos hablando de escenas más bien inocentes e inocuas que son importantes para la comprensión de la cinta.

El segundo ejemplo no es televisivo pero igualmente válido. Cuando me pidieron que hablara de Goya en una clase de secundaria en Estados Unidos, conseguí unas postales con reproducciones de gran parte de su obra. El director de la escuela, al ver el cuadro de La maja desnuda, me dio dos alternativas: podía enseñar a la clase tan sólo La maja vestida o podía enseñar La maja desnuda cubriendo sus pechos con unos papelitos. Si don Francisco de Goya y Lucientes levantara la cabeza…

HBO ha estado siempre en la vanguardia de la tecnología. Nació en 1965 como la primera cadena de televisión por cable. Todo empezó en la parte baja de Manhattan porque la recepción de las antenas no era buena con tanto rascacielos. Luego, fue extendiéndose por todo Estados Unidos. En 1970 ya ofrecía un canal verde, un canal sin publicidad, al que sólo se podía acceder por medio de una suscripción. En 1975 fue la primera cadena que emitió vía satélite. Como productora de series y telefilmes, ha apostado, con frecuencia, por el cine de autor, innovando siempre en aspectos formales y de contenidos.

Por eso, cuando HBO[1] decidió apoyar la idea de David Chase (productor ejecutivo de series como Doctor en Alaska) para producir Los Soprano, el mundillo televisivo ya sospechaba que lo que podía salir de ese proyecto no iba a ser una efímera canción del verano. Todo apuntaba a que se estaba gestando una ópera en toda regla. Una ópera para ser emitida por cable.


[1] En la actualidad, HBO pertenece al grupo Time Warner.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s