Cuentos Probeta

Cuento de Navidad 2019

Alertados por los propietarios, el 25 de diciembre, los bomberos comenzaron a deconstruir la enorme chimenea del muro norte del edificio. Tras tres horas de trabajo, lograron rodear con un arnés la enorme figura roja para extraerla cuidadosamente. El detective se acercó al cadáver sin ceremonias. Encontró tres notas en el abrigo. Una lista de la compra escrita por Mamá Claus. Una multa de la noche anterior por aparcar en doble fila redactada en alemán. Una carta, de su puño y letra, sin terminar: «Queridos Reyes Magos: Espero que sepan perdonarme. A partir de ahora, todo el trabajo es suyo.»